7 Cosas (No tan obvias) que ocasionan y/o empeoran tu acné

Personalmente unas de las peores cosas que me ha traído la pandemia es el #Maskné es decir el acné causado por la mascarilla. Si como yo también te has visto afectada por ello, te cuento que quizá haya otras cosas que estás haciendo que te están generando y/o empeorando tu acné.

Quiero aclarar que no soy dermatólogo ni cosmiatra y estas son recomendaciones basadas en mis investigaciones por la web y mi experiencia personal.

1. No practicas la doble limpieza

Una de las principales causas del acné es no limpiar la piel de forma adecuada, ahora más que nunca que nos vemos obligados a pasar tantas horas con la mascarilla es súper importante limpiar la piel en profundidad con la doble limpieza, comenzar con un limpiador a base de aceite y luego usar uno a base de agua (agua micelar o el jabonoso de toda la vida) incluso también por la mañana, no solo por la noche

2. No dedicas suficiente tiempo a tu rutina de limpieza.

Si, esta se relaciona con el punto anterior pero la he colocado en otro ítem porque existe la posibilidad de que si que hagas la doble limpieza, pero que no le dediques a cada paso el tiempo suficiente para que haga el efecto correcto. Es muy importante tomarse su tiempo frotando bien cada producto (especialmente el limpiador en aceite) para que estos puedan penetrar bien en la piel y limpiarla en profundidad. Calcula entre minuto y medio/ dos minutos solo frotando cada producto, haciendo más hincapié en tus áreas problemáticas.

3. No cambias regularmente las fundas de las almohadas

En las fundas de nuestras almohadas se acumula suciedad y bacterias de nuestra cabeza y rostro, todo lo que aplicamos en nuestra cara y pelo van quedando restos en las almohadas, ahora multiplica eso por 7 o por el número de días que tardas en cambiar las sábanas, a que da grima, no? 🥴 esa suciedad se convierte en bacterias y esas bacterias pueden traducirse en acné; así que Lo ideal es cambiarlas cada 2 o 3 días.

4. Tocarte el acné sin lavarte la cara y las manos.

Creo que probablemente a todas nos ha pasado que salimos de casa por la mañana con los granos con un aspecto “controlado” y a mitad del día alguno se madura y parece un volcán a punto de explotar. Lo ideal es no tocarlo, pero si eres de las que no puedes resistirse te recuerdo que intentar extraerlo en esas condiciones hará que se infecte más y empeore, incluso generar más acné. Mejor hacerlo en casa después de lavar la zona y lavar muy bien las manos (especialmente dedos y uñas) y aplicar luego un tónico para ayudar a cerrar el poro.

5. No desinfectas con regularidad tu teléfono móvil.

Desde que comenzó la pandemia vivimos desinfectándonos las manos todo el rato con gel hidroalcoholico, pero que hay de tu móvil? Lo desinfectas también? En él se acumulan suciedad y bacterias que pueden llegar fácilmente a tu cara aunque recién hayas desinfectado o lavado tus manos. Mi recomendación es desinfectarlo una vez al día (hacerlo más veces podría deteriorarlo) con un poco de alcohol de 70grados o algún producto sin lejía como lysol o Sanytol aplicado sobre una servilleta o papel de cocina.

6. No cambias/ lavas tu mascarilla con regularidad.

Nada de pasar un mes entero usando la misma mascarilla. ya que estas van acumulando, suciedad y bacterias de nuestra piel, los productos que usamos, etc. Personalmente creo que si sufres de Maskné lo más recomendable es utilizar mascarillas desechables y usarlas un Máximo de 4- 6 horas, si te decantas por las reutilizables igualmente puedes aplicar esta misma regla, tener varias e ir lavándolas constantemente con agua caliente, jabón neutro y de ser posible un poco de Sanytol para tejidos.

7. No prestas atención a lo que comes

A veces prestamos muchísima atención al proceso de limpieza y cuidado de la piel olvidando que lo que comemos también se refleja en ella, el exceso de azúcar refinada, el chocolate, los lácteos y otras comidas con exceso de grasa pueden generar brotes de acné, así que es importante reducirlas y evitarlas lo más que se pueda.

Si aún así, has intentado todo esto y nada mejora tu acné es obvio que es momento de acudir al dermatólogo, ya que es posible que tu problema sea hormonal o que necesites tomar antibióticos.